A diferencia de un gimnasio ordinario, este conjunto de actividades en lugar de basarse en el entrenamiento físico, promueven el ejercicio de la expresión de emociones, que servirá de vía para alcanzar los beneficios que conlleva este hecho. Por tanto, y pese a los objetivos específicos que presentan cada una de las actividades, los objetivos generales que se pretenden alcanzar son, entre otros:
– Conocer, comprender y desarrollar las emociones bajo un clima positivo y de asertividad.
– Apreciar las necesidades de los demás y apoyar a sus compañeros/as en las diferentes tareas a realizar.
– Mejorar la autoestima y el autoconcepto.
Además, se pueden plantear a modo de rincón de aprendizaje, estableciendo un espacio en el aula para desarrollar estas propuestas.


Les dejo aquí el PowerPoint con las actividades y también en formato PDF:
¡A volar alto!